lunes, 19 de junio de 2017

La Vuelta a Irati (65k y 3200m+)

Cima de Ori.
Gracias Andrés y Ainara!!!!

Hace un par de años, tras unir Iruñerria y Aezkoa (64km y 2800m+) en poco menos de 10 horas en total autosuficiencia, con bocadillo de chorizo en la mochila, un plátano y dos barritas, pensé que darle la vuelta a Irati debería ser mi siguiente reto. Irati significa mucho para los vecinos de esta masa de árboles ciclópea, un oasis de tranquilidad, serenidad y sobre todo belleza. Después tuve una lesión de espalda que me bajaba por la pierna y el proyecto quedó aparcado, hasta este 2017. En otoño del año pasado empecé de nuevo a correr, y en este año ya había hecho varias tiradas largas y una carrera de 30 km, así que me sentía capacitado cuando propuse este reto al círculo de amigos. Como todos tenemos las agendas como las tenemos y ante algún que otro problema de salud, ayer me vi solo partiendo de Orbaizeta a las 5 de la mañana, pero al menos con la palabra de Andrés Algarra de que me acompañará desde Tapla hasta la 225..... La idea de cara al futuro es hacer una nueva quedada en 2018, yo me ofrezco de coche de apoyo, y contar con la presencia de Ion Urra, Raúl Roda, Galtza, Iñigo Orradre, Alain Irazeburu, alguna neska y demás. ¿No sería bonito?


Ayer a las 5 salía de Orbaizeta mientras las campanas de la iglesia anunciaban la hora. Primeros metros por hormigón a la luz del frontal y doy estos primeros pasos temeroso por el calor anunciado, de hecho me muevo en camiseta con sensación de calor ¡¡¡a las 5 de la mañana!!! El día va a ser largo, y solo he dormido 4 horas. Ainara irá ofreciéndome agua y comida en determinados puntos. En 20 minutos tomo la GR11 que viene de Orbara y en 10 minutos más aterrizo en Hiriberri. Desde la parte alta del pueblo se pueden oír las Fiestas de Garaioa; la gente allí abajo parece pasárselo de muerte. Un poco más adelante, camino de Ollokiate, adelanto a un montañero que mira para detrás continuamente, el tío lleva mochilón y va despacio y claro, se ha dado cuenta de que viene otro frontál desde atrás mucho más deprisa que él, lo mismo piensa que le van a atacar jaja. Me pregunta a donde voy y le contesto que al Ori, "Jodó-me dice-yo espero llegar a Ochagavia sin pasar mucho calor". Aterrizo en el Collado de Ollokiate 1h06´desde la partida y las sensaciones son buenas, aunque he alucinado con la bochornera en la cara sur de la sierra. El siguiente tramo es incómodo para correr, así que paciencia, y llego a los rasos de Abodi justo para ver el amanecer. En 1h55´llego a Tapla donde me espera Andrés.

Andrés es el típico hombre pirenaico más sano y fuerte que una lechuga, amante de las setas y de la caza que entrena muy poco (sus piernas poco morenas le delatan), pero que rinde en carreras de montaña como una mala bestia (el otro día hizo 3h36´ en la Camille y sin cansarse mucho). Bendita genética salazenca. Andrés tómatelo en serio una temporada y revientalos a todos. Él y yo nos merendamos el tramo hasta Pikatua en hora y veinte minutos sin parar de hablar de carreras de montaña y la bonita afición que hay en Salazar y Erronkari, con un montón de titanes en ciernes. Llegamos a Pikatua antes que Ainara y esperamos unos minutos. La chica llega diciendo que le demos tiempo para ir de un punto de apoyo a otro jeje. Afrontamos ahora la subida al Ori, pasaje estrella de la circular. Ainara se adelanta en coche al Túnel y comienza a subir a cima para acompañarnos unos metros. Y pasamos unos minutos muy bonitos los tres en la pirámide cimera. Eskerrik asko Ainara por todo. Desde Orbaizeta llevo 4h40´. En el descenso del Ori por Zazpigaña me doy cuenta de que hoy no va a ser mi día, llevo muy mal el calor y mi pierna derecha empieza a quejarse de un dolor que me ha tenido toda la semana pasada con ibuprofenos y hielo, pero como el objetivo es llegar como sea, no me agobio.

Para llegar a Bagargi, Andrés y yo conocemos el sendero mendizale de toda la vida que une Chalets de Iraty con el Ori y que aparece en muchas guías de montaña francesas. El sendero rodea todo el circo oriental del cordal de Odeizugaina y es todo un descubrimiento para nosotros. En poco más de 6 horas desde mi salida de Orbaizeta ponemos nuestros pies en el asfalto recalentado de Bagargi, bueno, yo casi pongo la espalda en el asfalto porque antes de llegar al mismo pego un derrape en el hayedo que acabo horizontal sobre el suelo. Al oeste ya podemos ver el monte Okabe, nuestro siguiente objetivo siguiendo la GR10. Después, bajando a Chalet de Pedro me preocupo un poco porque no soy capaz de correr cuesta abajo sin sentir dolor en mi pierna derecha, pero disimulo y voy al tran-tran mientras Andrés se deja caer para adelante. En Chalet de Pedro Andrés se refresca el cuerpo en una regata mientras me tiro a la sombra en compañía de Ainara. Comemos algo y salimos para arriba con buena velocidad para llegar a la cima 50 minutos después, tras salvar los 600m+. A continuación un descenso exigente hasta Egurgio donde ya voy muy castigado por el dolor de la pierna y el calor, pero me agarro a que en los ascensos no me duele mucho aunque vaya más "quemau" que la moto de un hippie. Antes de la Chabola del Cura descubrimos un manantial en la falda del Urkulu francés, el otro Urkulu, donde metemos unos tragos de campeonato. 

En Egurgio, mientras meto las piernas en el río, Andrés se despide de nosotros. Ha sido un placer contar con él. Se vuelve al coche dejado en Tapla y desde aquí aun le queda una buena tirada, subirá por el Barranco de Antxorena y empleará una hora desde Egurgio. En total se meterá entre pecho y espalda 47 kilómetros, que no está nada mal. Está muy fuerte y le deseo un buen resultado en la Maratón de Xuberoa (yo digo que hace podio). Por mi parte, decido hacer un cambio de planes; hace tanto calor que decido cambiar la ascensión por la GR12 hacia Mendizar, toda ella al descubierto, por el antiguo trazado de la GR11, que va paralelo y por hayedo. Subiré al Collado de Morate por sombra, sin embargo no lograré tomar bien el antiguo trazado de la GR11 porque las explotaciones forestales de Mozolo han transformado la montaña, y subiré monte a través más lento y torpe, hasta debajo de la cumbre de Mendizar, quizá 100 metros de desnivel por debajo de la GR12. Ya solo queda bajar a Orbaizeta y el reto estará conseguido.

Algunos tramos andando, otros corriendo, lograré pasar por Orion, Arrazola y el Albergue Mendilatz a un ritmo bajo el calor de 7-8 minutos el kilómetro. En el albergue Ainara me invitará a una cerveza con limón mientras uno de sus dueños nos dice "hoy está el día para estar en casa a la sombra y no salir afuera". Y por supuesto que no le diremos de donde vengo. Curiosamente, a falta de dos kilómetros para llegar a Orbaizeta Ainara me animará a subir al coche, "sube Pau, no hace falta llegar hasta el pueblo, ya le has dado la vuelta a Irati". Ni de coña, hay que cerrar el círculo. Y a falta de un kilómetro un coche de turistas parará a mi lado invitándome a llevarme a donde quiera... ¿tan mala pinta llevo? ¿Tanto calor hace? Yo hasta me descojono. Ainara aprovecha para vaciar una botella de agua sobre mi. Y reímos. Foto en el cartel del pueblo, trote cochinero por el barrio de la Rotxapea y meta..... En total 11 horas y media. El año que viene otra vez.

Por cierto fin de semana de retos; Zorionak a Ion Urra, Gorka Bidegain y su grupo por el reto Everest 8900m+ del sábado en bicicleta, sin repetir puerto ni tramo, chapeau!!! Zorionak a Pedro Olcoz por sus 24 horas non stop por el recorrido de la Pilon Trail, y Zorionak a todos los locos que hicieron la Luchon-Baiona.


-"I promise" de Radiohead (2017)
(Ya no huiré más, lo prometo 
Aun cuando me aburra, lo prometo 
Aun cuando me cierres la puerta con llave, lo prometo )

65km y 3200m+

Naranja Vuelta a Irati
Amarillo Irati Trail

Orbaizeta 5 de la mañana; suenan las campanas.


En 20 minutos tomo la GR11 que sube desde Orbara.

Hiriberri..... se oyen las fiestas de Garaioa.

Empieza lo bueno.

Atrás queda el tramo poco corrible de Berrendi.


Primer rayo de sol.

Cima de Abodi Este (1533m)

El Ori nos espera.

Hoy veremos la Selva de Irati desde varias perspectivas.
Ederra.

Andrés y yo subiendo a Ori.
Foto de Ainara Landa.

Directos a la cima.



Una pano de Ainara. En Amarillo la rutika.


Emprendemos el descenso.

Iparralde magikoa.


En Tartako Lepoa con la cima del Ori y Zazpigaña detrás.

Cima de Okabe; el Ori entre los dos...

Portillo de Morate detrás, ya solo queda bajar a Orbaizeta.


Calorazo, tramos andando y otros corriendo.

Cerrando círculo supersónico.

2 comentarios:

  1. Esa Nafarroa Xtrem va a ser coser y cantar...

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maquina! A seguir así, esa quedada del 2018 promete :)

    ResponderEliminar